Fecundación in Vitro (FIV) - Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides (ICSI)

Es una técnica que consiste en la obtención de los gametos (ovocito y espermatozoides) conseguir la fecundación en el laboratorio para posteriormente transferir los embriones obtenidos al útero materno.

Las principales indicaciones de una FIV/ICSI son la obstrucción de trompas, alteraciones hormonales, mala calidad seminal o cuando el tratamiento con inseminación artificial ha fracasado.

El proceso consta de varias etapas, que se describen a continuación.

Estimulación ovárica

La estimulación ovárica consiste en la administración de preparados hormonales por vía subcutánea con el fin de estimular el desarrollo multifolicular ovárico para obtener los ovocitos que hay en su interior. El control del crecimiento folicular se realiza mediante ecografía transvaginal y suele durar entre 10 y 15 días. Cuando los folículos alcanzan un determinado tamaño y se considera que los ovocitos son maduros se procede a la punción ovocitaria.

El tratamiento se realiza de manera individualizada en función de diversos criterios como son la causa de la esterilidad, la edad, los niveles hormonales y el índice de masa corporal.

Punción ovárica y recuperación ovocitaria

La punción de los folículos implica una intervención quirúrgica muy sencilla que no requiere ingreso. Se hace por vía vaginal y bajo control ecográfico.

Durante la punción, se aspiran los folículos que se han ido desarrollando a raíz de la estimulación, y el líquido que se obtiene se recoge en tubos que pasan al laboratorio, donde se procede a la recuperación de los ovocitos. Los ovocitos recuperados se colocan en una placa con el medio adecuado, dentro de un incubador que mantiene las condiciones óptimas para su cultivo, hasta el momento de la inseminación por fecundación in vitro.

Preparación del semen

Paralelamente a la obtención de los ovocitos se obtiene la muestra de semen (en ocasiones se puede recurrir a una muestra congelada), la cual se prepara en el laboratorio y se aislan los espermatozoides móviles que se utilizaran para la FIV/ICSI.

Fertilización en el laboratorio

Se puede realizar de manera convencional o mediante ICSI:

  • Fertilización in vitro convencional: los espermatozoides capacitados se ponen en contacto con los ovocitos. Entre 18 y24 horas más tarde se observa si los ovocitos han sido fecundados
  • ICSI: se inyecta un espermatozoide dentro de cada ovocito maduro. Se utiliza esta técnica en casos de seminograma claramente patológico.
Transferencia de embriones
La transferencia embrionaria consiste en depositar los embriones seleccionados en el útero de la mujer. Después de la punción se empieza un tratamiento hormonal con progesterona por vía vaginal, que se mantendrá hasta 12 semanas si se consigue el embarazo. El número de embriones a transferir depende de diversos factores y que finalmente es decidida conjuntamente, entre los profesionales de la Unidad y la pareja. Intervienen factores tan variados como la edad, las causas y tiempo de esterilidad, las gestaciones previas y, muy especialmente, el número y la calidad embrionaria. El límite legal máximo de embriones que se pueden transferir es de tres. Las tasas de embarazo con la FIV/ICSI varían según la edad de la mujer, la causa de la esterilidad y la calidad seminal, situándose entre el 35% y el 40%.