Criopreservación de Muestras de Semen

Es la técnica por la que los espermatozoides son procesados y sometidos a un descenso controlado de la temperatura para su preservación en nitrógeno líquido. Las muestras de semen se pueden mantener durante periodos de tiempo muy prolongados sin perjuicio de la calidad de la muestra. En el proceso de congelación disminuye el número de espermatozoides móviles, sin embargo los que sobreviven resultan perfectamente viables para la realización de la terapia de reproducción asistida. En función de la calidad inicial de la muestra, esta será válida para uno u otro tipo de técnica.

Esta técnica está indicada en los siguientes casos:

  • Pacientes que se van a someter a tratamientos que pueden reducir o anular su capacidad reproductiva (cirugía, quimioterapia, radioterapia). En estos casos, si es posible, se recomienda congelar más de un eyaculado. El número de muestras a preservar dependerá de la calidad inicial de semen.
  • Pacientes con dificultad en la obtención de la muestra seminal destinada a terapia de reproducción asistida.
  • Pacientes con deterioro progresivo de la calidad seminal.
  • Pacientes con recuentos espermáticos extremadamente bajos.
  • Otras causas.
Antes de la congelación de la muestra seminal el paciente debe realizarse un análisis de sangre para determinar el riesgo infeccioso. Si el paciente es portador de VIH, VHC, VHB o sífilis la muestra debe ser procesada de forma específica, en laboratorios especialmente autorizados para el tratamiento de estas muestras.